UNA MUJER DE BANDERA
Fue en el verano... yo quería bailar
Yo era un enano, y tú tan al...ta.

Ni siquiera me hablaste, me diste un golpe de karate
Y yo quedé tendido allí...

Todas tus amigas se reían de mí,
me daban patadas, y me escupían sí, sí...

En un gran charco de sangre,
descansaba mi cabeza,
y yo sólo podía decir:

¡Ay... qué será de mí...!

Después de mucho esfuerzo lo conseguí,
pude levantarme y fui hacia ti.

Me diste quince patadas,
en el cuello y en la cara
y yo sólo pude decir...

¡Ay qué será de mi...!

Y aunque no lo creas, yo sigo enamorado de ti.
Me encantan tus bíceps... tus deltoides...
y esos músculos en las tetas, que han hecho de ti...

¡UNA MUJER DE BANDERA!

Ha pasado el tiempo y yo sigo loco por ti...
Voy a verte al gimnasio sin que tú me veas a mí.
Me escondo en el vestuario,
o si no, en algún armario.
Y si tú me descubrieras...

¡Ay...qué será de mí...!
¡Ay...qué será de mí...!
¡Ay...qué será de mí...!



SOLO ME FALTAS TÚ
¡Oh nena! ¡Sólo me faltas tú!
¡La arena! se esconde el sol y la luz naranja...
caliente... como tú.
¡Oh nena! en la playa y en el mar,
sólo me faltas tú.

El año pasado te quedaste para estudiar,
estuve solo todo el verano,
y al final te catearon.
Este año tu abuelita ha tenido que enfermar,
lo que significa que no vendrás.

Y yo aquí, solo, me aburro,
ya estoy harto de jugar a la petanca, oh nena...

Sólo me faltas tú.

Todos mis amigos se van a pasear,
y se montan con sus novias en los cacharros y en la noria.
En los coches de choque, todos vienen a por mí,
mientras me golpean, pienso en ti.

Y yo aquí, solo, me aburro
ya estoy harto de jugar a la petanca, oh nena...
sólo me faltas tú,
sólo me faltas tú,
sólo me faltas tú,
sólo me faltas tú.



MIS AMIGOS
En sólo un minuto, tal vez en segundos,
todo puede cambiar,
y todo tu mundo encerrado en un puño se te puede escapar.
Y ese "adiós" que tantas veces utilizaste para besarme en tu portal,
ahora me hace llorar.

Y te fuiste, no sé por qué razón,
sólo sé que destruiste mi corazón,
y ya no existe para mí nadie más
y la herida que me hiciste
ha dejado de sangrar.

Y sólo en mis amigos puedo confiar.

Porque si mi amor se fue, mis amigos están aquí.
Si tengo que beber, mis amigos están aquí.
Si no me encuentro bien, mis amigos están aquí.
Si yo siento que el sentido voy a perder,
mis amigos sabrán qué hacer.

Siempre es lo mismo, es como un espejismo,
siempre la herida en el mismo sitio.
¿Es qué no lo ves? ¡Es una mujer!

Y tus amigos que siguen unidos,
que sólo esperan estrecharte en sus brazos,
y ayudarte y otra vez.

Y ya no quedan lágrimas ni dolor,
sólo un vaso de cerveza y una canción.

Y en cualquier fiesta, encontrarás un amor o dos o tres,
los que tu quieras, los que te pida el corazón.

Abrázate a tus amigos, haz como yo.

Porque si tu amor se fue, tus amigos están aquí.
Si tienes que beber, tus amigos están aquí.
Si no te encuentras bien, tus amigos están aquí.
Si tú sientes que el sentido vas a perder,
tus amigos sabrán qué hacer.



SOLO OTRA VEZ
Debe ser muy tarde ya,
mi cuello me quema y tengo que beber
una copa más, para poder estar borracho otra vez.
Intento ir al baño y mi cabeza golpeando pared con pared...
en el espejo mi sonrisa y mis ojos,
estoy solo otra vez...

Solo otra vez, estoy solo otra vez...
tengo mis ojos hinchados de llorar y de beber.
Solo otra vez... estoy solo otra vez.
Y no quiero vomitar, quiero una ginebra más,
algo que me haga olvidar,
que estoy solo... otra vez.

Ahora ya todo acabó
siempre que jugué fue para perder,
nunca he sido bebedor, y aquí me tienes niña,
bebiendo otra vez,
unos tragos más, para tapar la herida de mi estupidez,
un vaso vacío en mis manos...
estoy solo otra vez.

Solo otra vez, estoy solo otra vez...
tengo mis ojos hinchados de llorar y de beber.
Solo otra vez... estoy solo otra vez.
Y no quiero vomitar, quiero una ginebra más,
algo que me haga olvidar,
que estoy solo... otra vez.

Y yo no puedo, mi vida, estar tan solo.
Ayúdame, ayúdame.
Nadie puede vivir y estar tan solo,
nadie puede, nadie puede.



HUELLAS EN LA BAJAMAR
Ya te has cansado de reír,
terminó tu cigarrillo,
y lo tienes que pisar para apagarlo.

Bien, no quiero que hablemos más.
Nuestro amor se ha consumido.
Sólo queda una ceniza que al soplar...
se mezclará con el viento,
y llorará en el firmamento,
y las estrellas a su paso se mancharán.

Se han borrado nuestras huellas en la bajamar.

Hoy ya se puede respirar.
El otoño seco y frío...
y tú con quién estarás
no lo sé, y qué más da.

Ya no hay luna llena,
todo ha desaparecido,
el jazmín que se enredó en tus cabellos...
se lo habrá llevado el viento,
hacia dentro, hacia dentro.
Y en el cielo una nube se formará.

Se han borrado nuestras huellas en la bajamar.

Y quiero estar contigo, una vez más.
Tengo miedo y frío en la bajamar.
Ya se hace de noche,
y tú no estás.
Y te llamo a gritos en el mar.
Y una ola viene en tu lugar.

Y sólo la luna llena me ve llorar.



NO, NO... NO
Estoy tratando de explicarte que ya no
que no te esfuerces en llamarme no, no, no
he sufrido tanto por tu amor y no me crees
que he cogido un catarro por prestarte mi jersey

Por eso no, no te quiero ver
prefiero quedarme en casa viendo Falcon Crest
Por eso no, (no, no) no te quiero ver
prefiero quedarme en casa viendo Falcon Crest

Y es tan difícil que tú me quieras
como que gane el Recreativo de Huelva
pero no quiero que te rías de mí

Decías que no salías, porque tenías un examen
y te veía con otro...
eres mucho peor... que ¡Angela Channing!

Por eso no, no te quiero ver
prefiero quedarme en casa viendo Falcon Crest
Por eso no, (no, no) no te quiero ver (no te quiero)
prefiero quedarme en casa viendo Falcon Crest

Por eso no, (no, no, no ) no te quiero ver (no te quiero)
prefiero quedarme en casa viendo Falcon Crest
Por eso no, (no, no, no ) no te quiero ver (no te quiero ver)
prefiero quedarme en casa viendo Falcon Crest (no, no, no )
Por eso no, (no te quiero) no te quiero ver (no te quiero ver)
prefiero quedarme en casa viendo Falcon Crest
Por eso no, (no, no, no ) no te quiero ver (no te quiero)
prefiero quedarme en casa viendo Falcon Crest

No te quiero, no te quiero.
No te quiero, no te quiero.
No te quiero, no te quiero.
No te quiero, no te quiero.



EN MI COCHE
El cielo ya no es azul clarito,
ya se está haciendo de noche
y no se oye niña ningún ruido.

Sólo la música en mi coche,
la música que me habla de ti
que me recuerda que te has ido.

Quisiera estar tan cerca de ti
estoy perdiendo el sentido.

Y la noche
me envuelve empapando mi coche,
el llanto del cielo me esconde
y los limpiaparabrisas secan mis lagrimas.

Y ahí esta la puerta de tu colegio,
y tú no saldrás esta tarde,
no lo entiendo, ya no me quieres
ha pasado tanto tiempo.

Pero no para de llover,
ya habrás cogido el autobús.
Y yo me quedare aquí dormido
esperando a que me despierte la luz.

En mi coche.
La música suena en mi coche
Y tus besos de niña en la noche.
Y aún se oye el eco de tu risa
en el asiento de atrás.

El cielo es gris y amarillo
no queda nadie en el barrio.
Sólo está siempre en el mismo sitio
el macarra de "Hace un año".

Pongo otra vez el contacto
y mi corazón empieza a funcionar.
Enciendo uno tras otro cigarro
viendo la lluvia resbalar.

En mi coche.
La música suena en mi coche
Y tus besos de niña en la noche.
quisiera largarme en mi coche
quisiera estrellarme en mi coche
muy lejos de aquí, en mi coche
muy lejos de aquí
muy lejos de aquí, yeh
en mi coche, en mi coche
en mi coche, en mi coche
en mi coche, en mi coche...



Y CAYÓ LA BOMBA (FÉTIDA)
Era un día de abril, estaba lloviendo
el cielo era una nube gris de nuevo
estaba en casa hojeándome un Penthouse cuando de pronto,
una explosión me hizo temblar.

Voy a ver que pasa
la gente está aterrada,
y un terrible olor se propaga.

Suenan todas las sirenas de la policía.
Nadie sabe lo que pasa.
¿Qué sucedía?

Voy corriendo al parapeto que me indicaban.
Le pregunto a un municipal.
Dígame, ¿qué pasa?
¿Qué es este jaleo?
Me duele la cabeza y me mareo...

Y cayó, y cayó
y cayó la bomba fétida.
Y cayó, y cayó
y cayó la bomba fétida
y cayó, cayó.

Algún gracioso en un avión tiró la bomba.
Y lo peor de todo es que le dio a una monja.
Es muy grave la intoxicación,
y no hay vacuna.

¿No os podéis imaginar? ¡QUÉ PESTE!
La gente está apiñada en los hospitales.
Algunos se han quedado subnormales.

Y cayó, y cayó
y cayó la bomba fétida.
Y cayó, y cayó
y cayó la bomba fétida
y cayó... y cayó.

Y cayó, y cayó
y cayó la bomba!
Cayó... ¡Cayó!



¿QUÉ TE HECHO YO?
¿Qué te hecho yo?
¿Por qué eres así?
Después de todo lo que hice por ti.
Como una sombra, has aprendido a vivir,
si te huyo me quieres,
si te quiero, te alejas de mí.

Y mi corazón se ha roto en mil cachitos de cielo,
recuerdos de ti,
pero tú mi amor, ya ni te acuerdas de mí
si te odio, me ignoras, si te quiero, te ríes de mí.

No quiero que me digas que quedamos como amigos.
Sólo quiero mi vida quedarme contigo.
Y pasar a buscarte, hoy por la tarde
después de la peli... después de la lluvia.

Y... ¿qué te hecho yo? ¡Dímelo por favor!
Y toda mi vida he intentado que fueras tan feliz.
Pero después de la lluvia, volverá a salir el sol
y volverás a preguntarme si te quiero.

Y te diré... sí. Yeh!
Y te diré... sí. Ohoh!
Y te diré... sí. Ohoh!
Y te diré... sí. Ohoh!



TEMBLANDO
Temblando con los ojos cerrados
el cielo está nublado y a lo lejos tú...
Hablando de lo que te ha pasado.
Intentando ordenar palabras,
para no hacerme tanto daño,
tanto daño... y yo...
sigo temblando.

De la mano y con mucho cuidado
os besasteis en silencio,
donde no había luz,
y me hace gracia,
tu manera de contarlo
como el que cuenta que ha pensado
que ha decidido...
Que seguimos siendo amigos, y yo...
estoy temblando y llorando...
y me había jurado que nunca iba a llorar.

Escuchando cada palabra,
que no quiero escuchar.
Desgarrándome, suplicándote, intentando hacerte recordar
pero tú... sólo dices...

"Voy a colgar."