COMO HEMOS CAMBIADO
Ah! Cómo hemos cambiado,
qué lejos ha quedado
aquella amistad.
Así como el viento lo abandona todo al paso,
así, con el tiempo todo es abandonado;
cada beso que se da, alguien lo abandonará.
Así con los años unidos a la distancia,
fue así como tú y yo perdimos la confianza;
cada paso que se dio, algo más nos alejó.

Lo mejor que conocimos, separó nuestros destinos
que hoy nos vuelven a reunir;
tal vez si tú y yo queremos volveremos a sentir
aquella vieja entrega.

Ah! Cómo hemos cambiado
qué lejos ha quedado
aquella amistad.
Ah! ¿qué nos ha pasado?
cómo hemos olvidado
aquella amistad.

Y así como siento ahora el hueco que has dejado
quizás llegará la hora, vuelva a sentirte a mi lado
tantos sueños por cumplir, alguno se ha de vivir, sí.



SENTIR SU CALOR
Formulé un deseo
en la noche de San Juan
a la estrella que cruzó el cielo
porque sé que no hay nada, nada igual.
Quiero sentir su calor
sentir tu calor
quiero dormir al amor de su piel
quiero sentir su calor
notarle alrededor
quiero dormir al amor de su piel.

Quiero encender el fuego
apagar mi sed
en las dunas y en la luna
de su espalda y de mi pecho, yo

Quiero ser su trebol de hojas pares
y su margarita impar
ser testigo de sus sueños
porque sé que no hay nada, nada, no
como sentir su calor.



MIL MARIPOSAS
Tuve que aprender que cantar
es como desgranar ese racimo de voz,
que se te entrega
envuelto en un papel de celofan
preciado regalo.
Y a navegar en los silencios
que nunca nadie escucho
para optar entre miles de notas.

Dame tu mano y cogere con mi voz
mil mariposas
dame tu voz y alcanzare para mi
mil mariposas.

Y me esforzare por andar
entre versos prohibidos,
para susurrar sin herir
si estas dormida,
y ser parte de ti al hablarte
como a un amigo.

Te llevare tan lejos
como me alcanze la voz,
para optar entre miles de manos,
ah! entre miles de notas.